¿Qué es una Hipoglucemia? Y su relación con la Glucogenosis Hepática

La Hipoglucemia es una afección que ocurre cuando el nivel de azúcar en la sangre (glucosa) está demasiado bajo.

La glicemia en la sangre por debajo de los 70 mg/dL (miligramos/decilitros) se considera bajo. La glicemia sanguínea a este nivel o por debajo puede ser peligroso., el término médico para el azúcar bajo en la sangre es “hipoglucemia”.

La glucosa tiene un papel principalmente energético en el organismo. Son imprescindibles para que los músculos, el cerebro y otros órganos y tejidos puedan llevar a cabo su actividad normal. La glucosa es el principal azúcar utilizado por las células de nuestro organismo para obtener dicha energía; y la fuente principal de la glucosa son los alimentos.

Uno de los objetivos de la alimentación es mantener unos niveles de glucosa en la sangre adecuados a los requerimientos de nuestros órganos y tejidos. Cuando comemos, por ejemplo, un plato de pasta, esta irá siendo degradada en compuestos cada vez más pequeños, que finalmente podrán ser absorbidos en el intestino. Uno de estos compuestos es la glucosa. Tras su absorción en el intestino, y antes de pasar a la circulación general, esta glucosa será transportada hasta el hígado. Donde una parte quedará almacenado en forma de glucógeno (compuesto formado por varias cadenas de glucosa).

En el proceso normal de funcionamiento del hígado, cuando pasan unas horas después de la comida y los niveles de glucosa en la sangren bajan, el hígado comenzará el proceso para degradar el glucógeno, y la glucosa obtenida de este proceso pasará a la sangre y alcanzará de nuevo la concentración necesaria para alimentar nuestros tejidos. Podría decirse que la reserva hepática es un sistema de seguridad bastante eficiente, el hígado libera por medio de sus enzimas esos depósitos de glucógeno, convirtiéndolos de nuevo en glucosa en la sangre, para mantener normales los niveles de glicemia, por encima de los 70 mg/dL.

Un afectado con Glucogenosis no puede realizar este proceso de manera normal, porque no puede liberar este glucógeno depositado en el hígado porque No tiene las enzimas necesarias para degradar el glucógeno, provocando dos inmediatos síntomas:

  • Hipoglucemias por no poder liberar el glucógeno en el hígado, y convertirlo a glucosa en la sangre.
  • Provoca que el hígado se inflame, porque los depósitos de glucógeno no son liberados, a este síntoma se le llama Hepatomegalia.
...

El contenido o parte de este post, es privado.
Inicia sesión con la red social de tu preferencia, completa el registro de paciente y podrás leer el artículo completo.